Se produjo un error en este gadget.

lunes, 15 de junio de 2009

MODELOS DE COMUNICACION

Modelo matemático de la comunicación (Shannon – Weaver)

La teoría matemática de la comunicación nació del cálculo de probabilidades, de la estadística y de la teoría de los juegos de estrategia en el plano más teórico. En el ámbito más concreto el origen del modelo está en los trabajos de ingeniería de las telecomunicaciones.
Comprende las ideas de velocidad de información de un generador de mensajes, la capacidad de información de los canales, con o sin ruido, la codificación eficiente de los mensajes producidos por el generador, de manera que nos aproximemos a la trasmisión sin errores y a la velocidad próxima a la capacidad del canal. La teoría matemática de la comunicación se centra esencialmente en la transmisión eficaz de los mensajes.
Según Weaver en la comunicación se pueden diferenciar tres niveles de problemas: técnico (¿con qué precisión se pueden trasmitir los símbolos de la comunicación?), semántico (¿con qué precisión los símbolos son recibidos con el significado deseado?) y de efectividad (¿con qué efectividad el significado recibido afecta a la conducta del receptor en el sentido deseado?). La teoría matemática de la comunicación aborda el problema técnico.
En tanto que formula, pretende una aplicabilidad universal repetible.
Descripción del modelo
El proceso de la comunicación se inicia en la fuente del mensaje que es la que genera el mensaje o la sucesión de mensajes a comunicar. La fuente de información selecciona a partir de un conjunto de posibles mensajes el menaje deseado. A continuación el trasmisor opera sobre el mensaje y lo codifica transformándolo en señal capaz de ser trasmitida a través de un canal.
El canal es simplemente el medio utilizado para la trasmisión de la señal desde el trasmisor hasta el recetor. Es el medio físico que permite el paso de la señal. Es precisamente en el canal donde puede incidir la fuente del ruido. Es posible que en el proceso de trasmisión de la señal, a través del canal, se agreguen a éste una serie de elementos que no son proporcionados intencionalmente por la fuente de la información. Todos estos cambios en la señal pueden ser llamados ruido.
Cuando la señal es recibida por el receptor se lleva a cabo la operación inversa a la del trasmisor reconstruyendo el mensaje a partir de la señal. El receptor recibe la señal y la transforma de nuevo a la naturaleza original del mensaje. El destino es el punto final del proceso de comunicación. El destino es el ente al que va dirigido el mensaje.
Un concepto implícito del modelo es el código. Un código es un conjunto de elementos pertinentes sobre los cuales se forma un sistema mediante la combinación de éstos según reglas prefijadas. Es decir, es un sistema de signos que por convención está destinado a representar y a trasmitir la información entre emisor y receptor.
Conceptos asociados al modelo
Información: la información es una medida matemática que se calcula según su probabilidad de aparición. El concepto de información se refiere no a los mensajes individuales (su significado) sino a la situación en su totalidad. El mensaje que se trasmite es una selección determinada de un conjunto de mensajes posibles formados por sucesiones de unos símbolos dados.
Entropía / Negentropía: cuanto mayor es la libertad de elección, mayor es la incertidumbre de que el mensaje sea algún mensaje en particular. A mayor desorden, mayor es la cantidad de información que necesito para recuperar un mensaje. La información suministrada por un grupo de mensajes es una medida de organización.
Redundancia: por redundancia se entiende lo que se dice en exceso con respecto a lo estrictamente necesario para la comprensión del receptor. A mayor redundancia menor información trasmitida. La redundancia también cumple la función de compensar los posibles ruidos del canal.
Se deduce de la teoría que donde se da una sola posibilidad, la probabilidad de aparición es en sí misma redundante y, en la práctica, no se produce ningún mensaje particular. La palabra que debemos esperar en un contexto dado no añadirá nada a nuestra información.
Un locutor de la BBC, que durante la guerra vigilaba las trasmisiones de los aliados y enemigos, explica la importancia de la proyección guiada en una nuestra comprensión del material simbólico.
Cuando escuchamos a una persona que habla o leemos una página impresa, mucho de lo que creemos ver u oír es suplido por nuestra memoria. Nuestra mente, al estar llena de asociaciones verbales suple el material requerido para la comprensión, basándose en una insinuación auditoria leve. Uno selecciona entre su conocimiento las posibilidades de ciertas combinaciones de palabras e intenta proyectarlas en los ruidos oídos, en otras palabras uno selecciona entre un conjunto de estados posibles, basándose en el conocimiento del lenguaje y de los contextos en el que se emplea. Cuanto mayor sea la probabilidad de que un símbolo aparezca en determinada situación, tanto menor será su contenido de información. Donde podemos anticipar no necesitamos escuchar. En tal contexto, la proyección hará las veces de la percepción.
Ventajas y limitaciones del modelo
Goza de las ventajas de los modelos matemáticos, la no ambigüedad, la posibilidad de deducción estricta y la verificación por los datos observados.
Los posibles defectos del modelo no son inherentes al mismo, sino a las extrapolaciones que de él se han hecho. Se ha intentado forzar el modelo a dar una serie de respuestas que él no pretende resolver

Modelo lineal de la comunicacion (Laswell)

1. La fórmula descriptiva del proceso de comunicación
En 1948 el profesor Laswell, de la Universidad de Yale en los Estados Unidos, publicó, en la revista The Comunication of Ideas, un artículo que tuvo el gran mérito de plantear claramente los elementos que están en juego en un proceso de comunicación. Laswell proponía allí una fórmula de concatenación o encadenamiento lineal de cinco preguntas-programa: ¿Quién - dice qué - por cuál canal - a quién - con qué efecto?
Este esfuerzo de síntesis es particularmente valioso, dado que agrupa los cinco puntos fundamentales del proceso de comunicación.
Las primeras investigaciones de Laswell datan de los años 20; durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) se ocupó del análisis de la comunicación política. Examinó las fórmulas de Aristóteles y Quintiliano que tenían relación directa con la formación de oradores (por tanto de emisores); estudiando los mecanismos de la propaganda se inspiró para crear su propia fórmula.
2. Significación de los elementos de la fórmula
a) Quién: “Quién” es el emisor, es decir, el origen, la fuente de toda comunicación. Laswell incluyó en esta denominación todas las categorías de emisores: desde el simple periodista que escribe una nota hasta las agencias internacionales periodísticas o publicitarias.
b) Dice qué: Se trata aquí del mensaje. Laswell se detiene principalmente en el análisis de la información contenida en el mensaje en términos estadísticos, esto es, procediendo a una clasificación sistemática y cuantitativa de los datos informativos del mensaje.
c) Por cuál canal: Se trata de los medios usados para transmitir el mensaje. Laswell introdujo la noción de análisis de medios, es decir, la investigación del o de los mejores canales capaces de vehiculizar el mensaje al o a los receptores.
d) A quién: En relación con el análisis de medios, el análisis de receptores es, para Laswell, sobre todo cuantitativo. Preconiza medir en términos de cantidad el universo a alcanzar para aislar una o varias partes.
e) Con qué efecto: Se trata del impacto que Laswell concibe en forma global. En otros términos: el estímulo contenido en un mensaje dado, vehiculizado por tal medio, dirigido a una población o segmento de mercado de tal volumen dando tal resultado. Éste será, por ejemplo, el análisis del impacto de un mensaje publicitario en determinada región del mercado en términos de volumen de ventas, imagen, posicionamiento, etcétera.
3. Precisiones aportadas a la fórmula
La fórmula de Laswell fue el punto de partida de varias mejoras, modificaciones y precisiones por parte de otros investigadores.
Así, Richard Braddock, en un artículo titulado “An extension of the Laswell formula” (“Una extensión de la fórmula de Laswell”), propuso las siguientes precisiones a la pregunta-programa:
“¿Quién - dice qué - a quién - en cuáles circunstancias - por cuál canal - con qué fin - y con qué efecto?”
Si bien esta nueva formulación aporta precisiones suplementarias, no es menos “lineal” que la primera, dado que está asociada al famoso sistema Estímulo-Respuesta (E-R) que ha teñido todos los primeros estudios del comportamiento realizados en los Estados Unidos.
4. Crítica
Marshall H. McLuhan sostuvo, más adelante, que los límites entre medio y mensaje son casi inexistentes. Jean Cloutier afirma por su parte que, en una estructura social que ha superado la comunicación de masas para volver al campo de la comunicación individual, el hombre se torna EMIREC (EMIsor - RECeptor) y que por consecuencia “quien” y “a quién” corresponden a un mismo individuo.
Uno de los más interesados en este tema de la comunicación fue precisamente un ingeniero de la empresa Bell: Claude Shannon.
Llamar a la teoría de Shannon “teoría de la información” -como se ha hecho normalmente— no es del todo correcto; si alguna vez hubo una teoría de la comunicación, la de Shannon es candidata más que válida. La comunicación la entiende como un “proceso de transferencia de información” Shannon proporcionó nuevas dimensiones a la construcción de un modelo de comunicación humana, aunque su modelo era básicamente un modelo físico de las comunicaciones de radio y telefónicas (Fig. 4).
Desde entonces en el vocabulario de la comunicación aparecieron conceptos como entropía, redundancia, bit, capacidad del canal, ruido y feed-back. Todo este nuevo vocabulario viene de la ingeniería.
Hasta llegar a Shannon, los modelos de comunicación humana estaban basados en una simple fórmula “ir-no-ir”: el mensaje alcanzaba al receptor o no lo alcanzaba.
Durante los años 1948 y 1949, Shannon y su compañero de tareas en la empresa Bell, Warren Weaver, realizaron una de las más importantes contribuciones a la formación de la teoría en el campo de las comunicaciones, tanto de las comunicaciones humanas como de la tecnología de comunicación.
Shannon y Weaver

No hay comentarios.:

Publicar un comentario